Ajo blanco de melón con queso de cabra, uva y rabanito

El ajoblanco siempre ha inspirado cierto temor a las personas con el estómago delicado…. un plato que tiene la palabra “ajo” en el mismo nombre…. uf, indigestión asegurada. Sin embargo, hay que perder el miedo, porque si no se abusa de este ingrediente, esta sopa fría resulta tan asimilable que hasta la podrían tomar en “Crepúsculo”….
Ya a la receta original no se le puede poner un pero, el ajoblanco de melón te encantará….

Ingredientes:

150 gr de almendras cruda

1 melón pequeño y maduro (cantaloup o piel de sapo)

2 ajos

1 o 2 vaso de chupito de vinagre de manzana

1 vaso de chupito de aceite de oliva

Agua (bien fría)

Una chispa de sal

Para la guarnición:

Daditos de queso de cabra

Rabanitos

Uvas peladas

Preparación:

Primero pela, despepita y tritura el melón…. Reserva

Blanquea un minuto las almendras, para quitarle las aristas amargas y saladas….

Tritura las almendras, el ajo, el vinagre, una pizca de sal y un poco de agua hasta que quede una pasta homogénea, con la ayuda de la batidora, ve añadiendo el aceite poco a poco sin dejar de batirlo….

Añade el zumo del melón, y siempre poco a poco removiendo….

Por último, añade el agua fría de la misma manera hasta que alcances la textura deseada (no muy espesa, tiene que ser parecida a un gazpacho líquido).

Rectifica de sal y vinagre, y metelo a la nevera un mínimo de 2 horas.

Si al sacarlo está demasiado espeso, le puedes añadir más agua poco a poco.

Sirve bien frío, en cantidades no muy grandes y, si quieres, con una guarnición salada que contraste, en este caso unos dados de queso de cabra, uvas y rabanitos….

Disfrútalo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *