Croqueta de mousse de lumagorri con rebozado de patatas fritas

Las croquetas de mousse de lumagorri, ya sea con queso Idiazabal, o con cualquier acompañamiento meloso como pasas, dátiles o similares para que encuentres algo en sintonía como tropezón, o todo lo contrario con algo saladito como bacon crujiente, no? hay cientos de mezclas que son maravillosas…. si te gustan algunos ingredientes en cualquiera de sus mezclas y texturas, hazlos en croqueta!!, por cierto…. has probado a rebozar una croqueta por copos de patata en vez de pan rallado?, sabe a patata frita!! ….

Ingredientes:

100 Gr. Mantequilla

10 Gr. Chalota y un mínimo de ajo

100 Gr. de lumagorri asado (con su piel tostadita, gran fuente de sabor también)

50 gr de queso Idiazabal ahumado cortado en daditos muy pequeños

100 Gr.Harina

1 Litro Leche entera

Copos de patata (si los humedeces un poco, se hacen “grumos” y al freirse queda muchísimo mas crujiente!!)

3 Huevos + 3 claras

Sal ahumada y pimienta negra recién molida

Aceite de Oliva

5 gr de gelatina en polvo

Preparación:

Bate las claras de huevo a punto de nieve, con la gelatina en polvo.

Haz un puré con el pollo asado e incorpora poco a poco las claras a punto de nieve con al ayuda de una espátula y movimientos envolventes…. Reserva

Pocha la cebolla y el ajo en una sartén, a fuego vivo un par de minutos con la mantequilla.

Añade la harina y rehógalo bien, hasta formar un roux bien denso.

Vierte la leche y salpimiéntalo….

La masa de las croquetas debes trabajarla a fuego medio hasta que se separe completamente de las paredes y parezca una sola croqueta.

Una vez lista, agrega el mousse de lumagorri queso en daditos muy pequeños. Recuerda no poner este ingrediente antes, pues se fundirá demasiado y no encontrarás sabrosos grumitos de queso….

Enfría la masa con una paño encima para que no cree costra.

Una vez fría, haz croquetas (el tamaño ideal es que sea de un solo bocado y pequeño, pero en este caso fue a revés las hice enormes!! ).

Rebozalo por harina, huevo y los copos de patata y fríelo en abundante aceite a fuego vivo durante muy poco tiempo.

Al sacarlas, déjalas reposar en papel secante al menos 2 min. para que absorba el exceso de aceite.

Disfrútalas….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *