Dos secretos para preparar las albóndigas mas jugosas

Las albóndigas, aunque parezca que no tienen secretos, y que son de preparación muy sencilla, ya que pueden prepararse de muchos modos, y dependiendo de la carne o aliño que elijas, su textura puede cambiar…. sea como sea, siempre esperas de ellas que estén jugosas, deja que te cuente como, sean de lo que sean y aliñadas cono quieras, te quedarán más jugosas si haces ….

“Panade”

Puede que esta palabra no te suene a nada, pero en ella se encuentra el secreto de unas albóndigas mucho más jugosas y deliciosas.

No se trata de un ingrediente imposible de encontrar, porque en realidad el panade es una mezcla muy fácil de preparar.

Panade, es TPT, (palabro que has de ir recordando, que significa, tanto por tanto) mezclar a partes iguales miga de pan cortada en trocitos, un poco de harina y un huevo.

Esa mezcla que acabas de obtener, la debes añadir a la carne picada con la que pretendes hacer las albóndigas, y amasarla como si se tratase de una masa cualquiera, además de tu preparación que hayas elegido….

Siempre a proporción de un 15% del volumen total!

Simplemente un toque de queso

En cuanto tengas la masa lista, haz las albóndigas de forma habitual, y rebózalas en pan rallado para que se puedan dorar bien por fuera.

Eso sí, si quieres un toque un poco más exótico, para que queden jugosas y más sabrosas aún, espolvorea en ese pan rallado un poco de queso rayado también.

Ya ves que no es realmente difícil aplicar este truco para preparar albóndigas jugosas, y que en realidad, sorprenderás a tus comensales con unas deliciosas bolas de carne mucho más esponjosas.

Disfrútalas….

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *