Errores comunes al cocinar pasta, nociones básicas

La pasta, ya sea fresca o seca, al huevo, de sémola, etc…. es de las recetas mas sencillas y agradecidas de preparase, pero aún siguen produciéndose errores en su elaboración, que son de muy fácil solución, sólo presta un poco de atención a los principales fallos que se cometen…

La pasta está dura….

Fácil, no has leído las instrucciones del fabricante…. En cada paquete de pasta que compras está en el dorso los tiempos de cocción que recomienda el productor del artículo…. de 6/8 min. «al dente», de 10/12 min. una cocción mas acostumbrada a lo que solemos tomar en los restaurantes NO ITALIANOS, pues lo normal es comerla «al dente» (enterita en el centro), para poder saborear el cereal del cual se compone dicha pasta….

En el caso de la pasta fresca es mucho más fácil, pues se agrega al agua hirviendo y una vez vuelve a hervir el agua ya está lista….

La pasta se ha pasado….

Bien has prolongado en exceso el tiempo de cocción, bien has dejado la pasta en el agua con el fuego apagado, bien has escurrido la pasta y la dejaste en el escurridor sin refrescar

Recuerda, que en el caso de la pasta fresca es mucho más fácil, pues se agrega al agua hirviendo y una vez vuelve a hervir el agua ya está lista….

La cocción es uno de los principales problemas. Ni 6 ni 12 min de cocción son buenos, no retires del fuego la pasta aunque haya ha pasado el tiempo establecido, mejor prueba y asegurate que la pasta presenta resistencia al morder pero se deja partir…. ese será el punto al dente que estamos buscando….

La salsa….

Una de las desesperaciones más comunes con la pasta es la no ligación de la salsa con la pasta…. Por qué?, porque existe la costumbre de echar aceite al agua o al refrescarla para evitar que se pegue y eso hace que después la salsa no quede bien adherida a la pasta….

Refrescar en exceso o lavar la pasta….

Pones a cocer la pasta con aderezos, aromas, hierbas etcétera y resto de condimentos y …. después de escurrirla la pasas por agua, qué idea tan poco brillante!! porque se irá con el agua todo el sabor.

Mejor déjala reposar que ella sola absorbe el exceso de humedad….

La sal….

Antes incluso de encender el fuego, ya le has agregado sal a la olla de la cocción…. otro error!!, aparte que el agua con sal tarda mucho más en hervir, el  momento de la rectificación de la sal y pimienta viene después….

Elaboración de salsa/ pasta….

Siempre siempre primero la salsa y luego la pasta y no al revés. Por qué?….

Porque la salsa (si está hecha en condiciones) no se secará, mientras que la pasta si tiene que esperar a que se haga la salsa terminará por quedarse pegada, seca y dura….

Tienes alguna duda más acerca de la pasta?….

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Marga dice:

    El agua con sal hieve antes 😉

    1. Nunca cronometré para demostrarlo, Marga, pero la casi insignificante proporción de sal que se añade, dudo que acelere el proceso significativamente….
      Cito textualmente mis apuntes sobre sal al respecto Marga:
      (Harod Mcgee, La ciencia de los alimentos)

      Efectos de la sal en el agua….

      "Cuando la sal se añade al agua, el punto de ebullición del agua se eleva y el punto de congelación disminuye. Desde un punto de vista molecular, cuando se eleva la temperatura del agua, las moléculas se mueven más rápido, chocan con más frecuencia, y liberan más moléculas de gas de vapor. Los iones de sal química toman un poco de espacio, haciendo menos colisiones entre las moléculas de agua, por lo que no libera tantas moléculas de vapor como el agua pura lo haría. Por lo tanto, se requiere más energía (una temperatura más alta) para que el agua salada empiece a hervir. Por lo tanto, elevar el punto de ebullición de 1 litro (34 oz.) de agua por 1 grado C (1,8 grados F) necesita aproximadamente 58 gramos (2 oz.) de sal.

      La sal añadida al agua disminuye el punto de congelación por razones similares, sólo en este caso, las moléculas de agua forman cristales durante la congelación, en lugar de vapor al hervir. Los iones de la sal siguen el camino de las moléculas de agua, lo que hace que sea más difícil para ellos reorganizarse en cristales.

      Estos efectos son válidos para cualquier sustancia soluble no volátil añadida al agua. Es la razón por la cual el glicol etileno, o anticongelante, protege a un radiador de vehículo de llegar al punto de ebullición en el verano o a la congelación en el invierno. También explica por qué la distribución de sal en las aceras heladas y carreteras hace que el hielo se derrita, ya que la temperatura exterior no suele ser lo suficientemente baja como para mantener el hielo congelado con sal.

      Es importante tener mucho cuidado al adherir sal al agua si ya está hirviendo. Esto hará que el agua hierva mucho más vigorosamente durante uno o dos segundos y puede resultar en salpicaduras. Incluso puede hacer que el agua estalle.

      Un mito predominante afirma que el agua fría hierve más rápido que el agua caliente. No hay nada de cierto en esta teoría. Sin embargo, en algunas circunstancias, el agua caliente se congela más rápido que el agua fría. Una teoría sobre este fenómeno es que algo del agua caliente se evapora, dejando una cantidad menor de agua para ser congelada. Este efecto sólo se puede conseguir en circunstancias específicas y no es fácil de reproducir en casa. Algunas personas agregan sal al agua antes de cocinar la pasta, pensando que la sal evita que el agua se hierva mucho, o hace que la pasta se cocine más rápido. En realidad, la pequeña cantidad de sal añadida no hace ninguna diferencia significativa en el punto de ebullición, y la adición de sal tampoco detiene el agua del rebose….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.