Mejillones al azafrán

Los mejillones al azafrán o guisados son uno de los aperitivos mas dispuestos los fines de semana, pues creo que el agua resultante de la cocción de los mismos es el mar en esencia pura, y saborizados con uno de los mejores aromas de la tierra como es el azafrán….

Ingredientes:

1 Kg. de mejillones
2 hojas de laurel
1 cebolleta picada
1 chispa de pimentón de la Vera
10 gr de harina de trigo
10 cl de vaso de vino blanco (a poder ser gallego, un ribeiro o un godello, para un perfecto maridaje)
10 cl del fumet de la cocción de los mejillones
Perejil fresco picado
Sal
Azafrán en hebras y Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Previo a la elaboración propiamente dicha quizás el trabajo más laborioso sea el de lavar bien los mejillones.

Retira las “barbas” (pelillos laterales que salen de cada una de las conchas) ayudándote con un cuchillo para tirar mejor.

Después limpia las conchas por fuera para eliminar los restos de barbas.

Una vez lavados comienza  la preparación.

Coloca los mejillones en una cazuela con muy poca agua, sal y las hojas de laurel.

Tapa la cazuela y la llevas a ebullición.

El olor de este primer paso es realmente agradable.

Deja hasta que las conchas estén abiertas (un min aprox.) y retira del fuego.

El siguiente paso es separar las conchas.

Pasa la parte que tiene el mejillón a otra olla y reserva.

Tira las conchas vacías.

Cuela el agua de cocción con la ayuda de un “colador chino” y la guardas para usar más adelante.

Ahora la salsa.

Pon una chispa de aceite en una sartén y añade la cebolla picada gruesa, para encontrártela como ingrediente más en el mejillón.

Cuando esté dorada, incorpora el perejil picado, el azafrán, pimentón y remueve.

Seguidamente espolvorea la harina, remueve bien y deja que tome color.

A continuación vierte el caldo de la cocción del marisco y el vino blanco.

Mezcla bien todos los ingredientes y deja cocer unos 5 min, removiendo de vez en cuando.

Vierte la salsa en la olla en la que tienes los mejillones, y deja que cueza 1 ó 2 minutos a fuego medio, meneando de vez en cuando para que la salsa espese y no se pegue al fondo.

Antes de servir el plato deja unos min para que la salsa repose.

Si la has preparado en una cazuela de barro puedes presentarla directamente en ella.

Disfrútalos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *