Merengue…. aprende sus tres tipos

Si te gustan los postres espumosos y suaves, seguramente te encanta el merengue….

Esa mezcla tan deliciosa y dulce que se usa en un sinfín de postres, bizcochos y tartas, que es tan fácil de hacer….

Sabías que existen 3 diferentes tipos de merengues?

Cada postre puede requerir un merengue diferente según su textura, por ejemplo, si quieres aprender más sobre el merengue, continúa leyendo y descubre las diferencias….

Primero, tengo que aclararte qué es el merengue…. es una espuma formada con claras de huevo batida que se refuerza al añadir azúcar y/o calor a la preparación….

Dependiendo de las cantidades añadidas, la textura puede variar, desde un merengue estable y suave, que  se necesita entre 1 y 1 ½ cucharada de azúcar por clara de huevo y en el otro extremo, se usa 4 cucharadas de azúcar para conseguir un merengue duro y mas consistente….

Te enseño sus tipos y diferencias….

Merengue Francés
Es quizás el más sencillo de hacer.

Para un merengue francés necesitas batir las claras de huevo crudas con el azúcar hasta que tome consistencia y luego se lleva al horno para cocer.

Debido a su textura suave, se utiliza para varios postres y hasta en ensaladas de fruta.

Ingredientes.

4 claras.
250 gramos de azúcar.
1 pizca de sal.

Coloca las claras dentro de un bol y batelas a punto nieve.

A continuación, agrega el azúcar y la sal, pero sin dejar de batir.

Estará en su punto justo cuando al levantar la batidora, se formen picos en su superficie.

Luego, lo colocas en una manga ancha (si no tienes manga lo haces con ayuda de una cuchara), y vas formando los discos para los “merenguitos”, o haces un merengue grande, según sea la opción elegida.

Este merengue lo colocas sobre una placa con papel parafinado y la llevas a horno muy bajo, alrededor de 100º C, hasta que esté totalmente seco.

El merengue francés no es recomendable usarlo para decorar o cubrir tortas y tartas, porque éste se baja, no lográndose una buena presentación.

Merengue Italiano

La diferencia del merengue italiano es que utiliza jarabe de azúcar caliente que se añade a las claras de huevo para batir. De esta manera, las claras se calientan durante el proceso y no es necesario cocer el merengue para mayor seguridad. Es el más estable de todos y es perfecto para utilizar en glaseados.

Ingredientes:

100ml de agua
240g de azúcar
4 claras de huevo

Lo primero que debes hacer es colocar en una cacerola el agua y el azúcar.

Calienta a fuego moderado para hacer un almíbar.

La temperatura del almíbar debe medirse con termómetro.

Puede oscilar entre 117º y 125° C, de acuerdo con la densidad que se necesite o según la humedad ambiente (a mayor humedad, mayor temperatura deberá tener el almíbar).

Bate las claras con una chispa de azúcar hasta que estén espumosas.

Luego vierte el almíbar en forma de hilo sobre las claras, sin dejar de batir. El hilo de almíbar debe verterse muy cerca de la pared del bowl de la batidora: si cae sobre el batidor, se dispersará y no se integrará a las claras.

Continúa batiendo hasta que el merengue se enfríe y quede a temperatura ambiente.

Para dar diferentes tonalidades al merengue italiano, añade colorantes de cocina en pasta una vez que esté listo.

Además, este merengue se puede congelar, para ello, hazlo con almíbar a 125° C.

Merengue Suizo

El merengue suizo es más consistente y se usa principalmente para la decoración de postres.

La diferencia radica en la forma de prepararlo.

Se calientan las claras de huevo con el azúcar en un baño maría hasta llegar a los 130º y luego se bate.

De esta forma, obtienes un merengue menos aireado y esponjoso.

Como verás, todos utilizan los mismos ingredientes pero cambia el procedimiento y la preparación.

Truco!!  añade una cucharada de maicena disuelta en agua caliente a las claras de huevo batidas para lograr un merengue más duro y consistente.

Ingredientes: 

150 gr. de azúcar
2 claras de huevo

Realizar tu propio merengue suizo te requerirá de poco tiempo, pero sí de algo de atención y cuidado, pues la elaboración de la receta del merengue suizo se hace casi entera sobre un recipiente al baño María y deberás poner especial cuidado.

Comienza poniendo todos los ingredientes del merengue suizo en un bol, es decir, colocando las claras de huevo y el azúcar.

Ahora, coloca el bol al baño María y comienza a batir la mezcla con la ayuda de una batidora de varillas.

Cuando se haya disuelto el azúcar y veas que la mezcla de nuestro merengue suizo comienza a espumar, retira el bol del baño María y continua batiendo hasta que el recipiente se enfríe y notes como el merengue suizo adquiere una textura un tanto brillante y se vea firme.

En ese momento, ya lo tienes listo para utilizar en la decoración de tartas….

Plural: 4 Comentarios Añadir valoración

  1. Angeles dice:

    En que momento tengo que poner el truco de la maizena en el merengue y en cual de ellos, en el italiano o en suizo

    1. El truco de la maizena es sólo para el merengue Suizo, añade la cucharada de maicena bien disuelta en una chispa de agua caliente y lo mezclas a las a las claras de huevo batidas. Lograrás un merengue más duro y consistente. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *