Moussaka de berenjena tomate huevo de toro y espinacas

La moussaka es una receta griega que guarda cierto parecido con la lasaña, pero utilizando capas de berenjena en lugar de pasta.

La receta tradicional de moussaka se hace con carne picada de cordero, pero si lo preferís lo puedes hacer con otra carne picada de ternera o de cerdo, o como en esta versión que es de verduras….

Ingredientes:

1 berenjena grande

1 cebolla

1 zanahoria

3 tomates huevo de toro

200 gr de espinaca fresca

tomillo

sal y pimienta

queso rallado

salsa bechamel

Preparación:

Esta receta es laboriosa, aunque ninguna de las fases que tiene esta elaboración tienen dificultad.

Comienza cortando las berenjenas y dos de los tomates en láminas y las pones con un poco de sal sobre un papel absorbente para que recoja el agua que suelten y así las berenjenas no tendrán ningún regusto amargo.

Después las fríes ligeramente y las reservas.

Por otra parte, pica la cebolla y la zanahoria en brunoise y las pochas en una sartén.

Cuando estén blanditas, añade uno de los tomates muy picado y deja que se cocinen en la sartén hasta tener un buen sofrito.

Fríe ligeramente la espinaca picada en una sartén, la añades a la salsa de tomate y hortalizas y agrega el tomillo, dejando que cueza durante unos min hasta que no quede rastro de líquido.

Finalmente, haz una salsa bechamel (con 25 g de harina, 25 g de mantequilla y medio litro de leche) removiendo hasta que esté bien espeso.

Con todos estos preparativos, puedes comenzar a montar el plato para después hornearlo.

En la receta habitual de moussaka que vemos en España no necesitas nada más, pero en la mayoría de recetas tradicionales de moussaka en Grecia, se pone una primera capa de patatas cortadas en rodajas y fritas ligeramente.

Esta capa hace de base para la moussaka.

Sobre las patatas se pone una primera capa de berenjenas que después se cubren con una capa de carne.

En nuestro caso, será la primera capa de tomate.

Sobre la capa de tomate pon el sofrito de las verduras y otra capa de láminas de berenjena y vuelves a cubrir con el sofrito, aplastando un poco con el dorso de la cuchara para que quede bien compacta.

Finalmente cubre con bechamel, espolvore con queso rallado y mete la fuente en el horno donde hornea durante 20 min a 160º y gratina 3 minutos a 220º.

Yo puse además un poco de Panko para que quede más crujiente.

Disfrútala….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.