Porqué la altura de los gorros de los cocineros?

Sabías de donde viene el gorro alto de los cocineros?… Aquí estoy yo (sin gorro, 🙂 ) junto a mi amigo Liao Wu, que sí que no se lo quita nunca….

Porque, la verdad es que el gorro de cocinero muy práctico no es para nada, para nada….

En principio, las personas que trabajamos manipulando comida que cubran los pelos de su cabeza parece una medida higiénica de puro sentido común, parecida a la obligación de colocarnos un «monísimo» gorro de baño cuando en una piscina pública. Pero esa cuestión práctica se resuelve con cualquier simple y humilde gorrito, yo prefiero pañuelo….

Como suele ocurrir con las prendas de vestir, a la función práctica del sombrero siempre le ha acompañado una función simbólica y aún más de identidad y diferenciación.

Y aquí está una de las claves. Ese «gorro torre» o gorro «corona» hace la función de una corona, de una gorra de plato con galones. Lo que se entiende comúnmente por gorro de cocinero, quien debe llevarlo es según mandaban era únicamente el chef, o el jefe cocina, diferenciándose así de sus cocineros y ayudantes.

Lo que ocurre es que ahora, ese gorro se lo pone cualquiera sin, a mi parecer, no habiéndose ganado esos galones….

Estudié que que bajo el pontificado del papa de Aviñón Juan XXII, (1881) empezaron los cocineros a usar los altos y blancos gorros. En la época de este papa, muy aficionado a la mostaza, era visitado por gente de su país natal y lejanos parientes portugueses, poseedores todos de la ciencia de la mostaza y se pusieron por escalafón en la mostacería, hilos de oro, según su antigüedad, en los gorros que empezaron a usar…

Durante la Edad Media, descubrirse la cabeza era un símbolo de servidumbre ante el señor feudal. A la Iglesia medieval le encantó este gesto y lo adoptó, exigiendo, a partir de entonces, que los hombres se descubrieran al entrar en un templo.

Las cocinas, muy jerárquicas (demasiado, para mí) por esos entonces, adoptaron el gesto y como medida de autoridad sobre el resto de cocineros, se le coronó con el gorro corona, bien alto, para que no se dude de su mandato….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.