644 92 98 18

De lo más importante que tienes que saber, es arreglar un guiso quemado ¿verdad? En las recetas con cocciones largas, como los guisos y los estofados, basta que tengas un descuido o una distracción para que el fuego te estropee el resultado.
Por ello, además del tiempo y la temperatura, es muy importante vigilar la comida en los fogones.
Están también las excepciones, en algunas recetas, como el arroz torrat, el tostado del fondo es lo que quieres conseguir. En términos generales, la idea es evitar que la comida se pegue al fondo de la cazuela.
La comida suele quemarse, sobre todo, en las cocciones de larga duración.

¿Qué debes hacer para solucionar el problema?
1º Cámbialo de recipiente, es el primer paso, saca la olla del fuego lo antes posible. Coloca otra cazuela de igual tamaño al lado y, con cuidado, vuelca el contenido de una cazuela en la otra. Todo ello sin rascar el fondo de la cazuela quemada.
2º No remuevas el guiso. Dar vueltas con una espátula al guiso quemado para comprobar su estado. Con ello, lo que consigues, de verdad, es que la receta al mezcle partes aprovechables con otras quemadas.
3º Corrige el sabor. Una vez que el guiso está en la nueva olla, entonces es fundamental comprobar el sabor de la comida, porque será mejor o peor en función del tiempo que haya estado sin caldo o del producto que cocinemos.

Cuando al guiso aún le queda un poco para terminar de cocinarse, puedes agregar unas patatas peladas y troceadas de manera gruesa, las patatas absorben parte de los jugos, que conservan el sabor y el olor a quemado, cuando la cocción está casi acabada, retira las patatas y termina la receta como la habías planteado….
Arreglar un guiso quemado es todo un logro, espero haberte ayudado.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. Los artículos mencionados no han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única mía.

Otras recetas de esta categoría que te encantarán