644 92 98 18

Fecha_de_caducidad_lacocinadejoseluis

No es lo mismo las fechas de caducidad impresas en los envases de comida elaborada como las fechas de consumo recomendable, y aunque cueste comprenderlo apenas cuatro o cinco alimentos de «alto riesgo», si estan vinculadas a un riesgo sanitario si se consume fuera de fecha, hay miles de toneladas al año de comida preferente descartada sólo por intereses económicos, incumpliendo leyes deliberadamente solo por ganar dinero a costa de recomprar alimentos….

Los productos caducados son enemigos de la economía familiar siempre, pero lo cierto es que en la mayor parte de los casos, estos pueden ser consumidos sin ningún problema, porque la fecha de caducidad real es muy distinta a la fecha de consumo recomendado.

Las diferencias entre uno y en otro, y te pongo ejemplos de alimentos que se pueden consumir sin ningún problema tras la fecha recomendada, así como de otros que pueden ser reinventados y que servirán para preparar otros platos.

«Consumo recomendable vs Fecha de caducidad»

No debes confundir la etiqueta que colocan los productores o los que envasan los productos en el envase, con la fecha real de caducidad de los alimentos, de hecho, no existe una normativa común a todos los países, y los propios científicos no se ponen de acuerdo acerca de cuánto tarda en estropearse algo.

Lo que ves en los envases, bien como consumo recomendado, consumo preferente o alternativas más modernas como en su punto hasta el día x, son solamente recomendaciones que no nos dicen más que una fecha aproximada de cuando el alimento estará fresco. Pero dura más, casi en el 99% de los casos

Los huevos por ejemplo, duran de media hasta cinco días más de la fecha de consumo recomendado, un yogur puede consumirse casi siempre hasta 15 días más tarde, y el queso, puede estar intacto hasta 6 meses después….
Un nuevo informe de la OMS, la Ley de Alimentos y Clínica Política dice que se tiran prematuramente los alimentos, en gran parte debido a la confusión sobre lo que realmente significan las fechas de caducidad.

La mayoría de los consumidores creen erróneamente que las fechas de caducidad de los alimentos indican qué tan seguro es la comida a consumir, cuando en realidad estas fechas no están relacionados con el riesgo de intoxicación por alimentos o enfermedades transmitidas por alimentos.

El datar los como norma sanitaria olbligatoria de los alimentos surgió en la década de 1970 en Europa, impulsado por la demanda del consumidor productor de sus propios alimentos, pero aún exigieron información sobre la forma en que se hizo.

Las fechas indican únicamente la frescura, y son utilizados por los fabricantes para transmitir cuando el producto está en su pico mas alto de consumo.

Eso significa que la comida no caduca en el sentido de convertirse en no comestible. Para los alimentos de la ONU-refrigerado, puede no haber diferencia en el sabor o la calidad, y los alimentos caducados no serán necesariamente hacer que la gente enferma.

Pero de acuerdo con el nuevo análisis, palabras como «uso por» y «vender hasta» se utilizan de manera inconsistente en que contribuyen a la mala interpretación generalizada – y los residuos – por los consumidores.

Más del 90% de los consumidores tiran la comida antes de tiempo, y el 40% del suministro de alimentos de los España se lanza-sin usar-todos los años a causa de los alimentos de citas.

Los huevos, por ejemplo, se pueden consumir tres a cinco semanas después de la compra, a pesar de que el «uso por» la fecha es muy anterior. Una lata de conserva sellada con una fecha de caducidad de marzo 2013 todavía se puede disfrutar de marzo de 2014, muy probablemente sin cambios notables en la calidad.

Estamos de acuerdo con que exista la calidad o frescura fechas, siempre y cuando se comunica con claridad a los consumidores, y se les educa sobre lo que eso significa, no debe ser una fecha estándar y redacción que se utiliza, esto es acerca de la calidad, no la seguridad.

Debido a que los alimentos de citas nunca se trató de la salud pública, no existe una regulación nacional sobre el uso de las fechas, aunque la OMS técnicamente tiene la potestad reglamentaria sobre la falsa rotulación de los productos.

La datación de alimentos sólo es requerida por, en cada caso, el gobierno federal y regulado implica la fórmula infantil, ya que los nutrientes en la fórmula pierden su potencia con el tiempo.

Lo que sí existe regulación, si se produce a nuestro nivel estatal, son reglas de las citas de los alimentos, pero estos varían ampliamente.

A veces, un producto necesita una fecha, a veces no es así, a veces, un producto no puede ser vendido después de una fecha diferente, o no hay ningún requisito en absoluto. Incluso con diferentes categorías hay tanta variabilidad…. para mi el resultado es un público confundido, no? y además, toneladas de comida desperdiciada….

La corrección de estos conceptos erróneos arraigados, sin embargo, no será fácil, la reeducación podría comenzar con una comprensión más clara de lo que significan las fechas, para empezar

«Preferentemente» y «recomendado«;

Estas «fechas» son para uso de los consumidores, pero suelen ser la fecha en que el fabricante considera que el producto llegue a pico frescura.

No es una fecha que indique el deterioro, ni tampoco necesariamente señal de que la comida ya no es seguro para comer.

Está sólo destinada a ayudar a los fabricantes y los minoristas, no a los consumidores.

Es una herramienta de almacenamiento y la comercialización proporcionada por los fabricantes de alimentos para garantizar la rotación adecuada de los productos en la tienda por lo que todavía tienen una vida útil mucho después de que los consumidores los compran.

Los consumidores, sin embargo, están malinterpretando como una fecha para guiar sus decisiones de compra.

Este sistema fue creado para proporcionar más información a los consumidores, pero es importante que la gente sepa cómo utilizar esos datos.

Mi consejo final;

Mientras que la industria de la alimentación pueda realizar cambios en la fecha etiquetas voluntariamente, como poner las fechas de cuando la comida es más probable que se estropee, en vez de cuando existe un verdadero riesgo sanitario, yo te insto a usar el sentido común en tus compras y en no acaparar alimentos en exceso sólo por que su caducidad sea muy alta…. aunque creas que es un ahorro, el tiempo que está en tu despensa es un dinero retenido que no rentabiliza, sin embargo ese dinero en cualquier entidad bancaria, rentabilizaría, cuanto 1€ sea, siempre será más que 0, no?…. piénsalo!!