Haz tu propio pesto

112

La salsa de pesto, como el que hacían nuestras abuelas con albahaca, piñones, queso parmesano, ajo y aceite de oliva, es en realidad una base que te permite crear casi cualquier tipo de salsa en base a aceite y ajo….

Para que puedas dejar tu propia marca en la cocina (y de paso impresionar a algunos amigos), te invito a que puedas inventar tu propio pesto, dejando volar tu imaginación y jugando con la fórmula original para crear tu versión de esta deliciosa salsa tradicional italiana….

Varía las hierbas

La albahaca es la hierba clásica de la receta original, pero cualquier otra hierba de hojas tiernas, como el perejil, el cilantro y/o la menta (o una combinación de todas ellas) también funcionará bien….

O también puedes eliminar las hierbas y probar la col rizada, la rúcula/arúgula o el grelo/brócoli rabe y hasta las hojas de espinaca, haciendo de esta una gran manera disimulada de introducir estas verduras en tu dieta….

Cambia los piñones

Los piñones son los frutos secos originales de la receta, pero pueden ser caros, que lo son….

En su lugar, prueba sustituirlos por almendras o nueces, que hacen un pesto más contundente….

O, para una elección menos obvia, añade pistachos o nueces de Brasil, ya que ambos frutos tienen un sabor a mantequilla natural que resulta delicioso en la salsa….

Elige tu método de mezclado

Sin duda, la manera más rápida de preparar la salsa de pesto es utilizando una batidora o robot de cocina, pero machacando los ingredientes juntos en un mortero te permitirá obtener una textura incomparable, pues siempre las cosas hechas a mano, no serán jamás igualadas por una máquina….

Plural: 4 Comentarios Añadir valoración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.