¿porqué comprar aceite virgen extra si es mucho mas caro?

No, no hablaré esta vez de mi aceite Sueño de Luna, hoy hablaré de la diferencia entre un buen aceite y el MEJOR aceite, de ti depende invertir el dinero como lo estimes oportuno, mi recomendación de siempre es que inviertas en salud, tu mismo!

Ya hablamos de un ingrediente que miramos mucho el precio en la comparativa cuando vamos a comprar por su precio, nos vemos en la pregunta de cuál es la diferencia entre el Aceite de Oliva Virgen y el Aceite de Oliva Virgen Extra, para si merece la pena comprar el uno o el otro.
Realmente, hay notable diferencia entre un aceite de oliva con uno que sea virgen. A la diferencia que yo me refiero es entre 2 grandes clases de aceites, ¿en qué se diferencia un Aceite de Oliva Virgen de un Aceite de Oliva Virgen Extra?
Ambos son puro zumo de la aceituna extraídos mediante procedimientos mecánicos, generalmente usando el procedimiento de centrifugación (actualmente el prensado está prácticamente en desuso). En ningún caso son sometidos al proceso de refinado. Al zumo obtenido directamente de la aceituna por el proceso comentado se le denomina Aceite de Oliva Virgen, el cual, en función de su calidad, se clasificaría finalmente como “Aceite de Oliva Virgen” o “Aceite de Oliva Virgen Extra”.

El Aceite de Oliva Virgen Extra es, dentro de los Aceites de Oliva Vírgenes, el que tiene mayor calidad. Sus niveles de acidez no deben superar nunca los 0,8º, mientras el Aceite de Oliva Virgen tiene niveles de acidez superiores al Virgen Extra, debiendo ser menores o igual a 2º. Este es el primer criterio diferenciador entre estos tipos de aceite, el criterio químico!

El segundo criterio diferenciador entre ambas categorías es el puramente organoléptico, que se distingue a través de la cata, donde se analizan sabores, aromas e intentan detectar posibles defectos. El Aceite de Oliva Virgen Extra no tiene defecto alguno, el resultado obtenido a través de su cata debe ser cero y su media de frutado debe ser mayor que cero. Por el contrario, en el Aceite de Oliva Virgen, la media de defecto apreciado en cata debe ser menor o igual a 2,5, siendo la media de frutado mayor que cero. Por tanto, mientras el Aceite de Oliva Virgen Extra es perfecto, no tiene defecto alguno, el Aceite de Oliva Virgen Extra puede llegar a tener algún fallo.

En resumen:

Aceite de Oliva Virgen Extra: Es aquel cuyos niveles de acidez química son inferiores a 0,8º y organolépticamente no tiene defecto alguno. Debe cumplir ambos parámetros para ser Virgen Extra. Es sin duda el mejor aceite, sus propiedades nutricionales permanecen intactas.

Aceite de Oliva Virgen: Es aquel cuyos niveles de acidez química deben ser menores o iguales a 2º y su resultado en media de defecto en la cata es menor o igual a 2,5. En el momento que se dé alguno de estos parámetros, se cataloga como Virgen.

Dejando a un lado los criterios técnicos, te preguntas, ¿dónde se marca la diferencia entre uno y otro?, o de manera más simple; si los dos se elaboran de igual modo y se obtienen directamente de la aceituna, ¿por qué unos son Virgen Extra y otros sólo Virgen?. Tenemos que ir al origen:

La materia prima de ambos es una excelente aceituna, cuanto más cuidado y esmero se le tenga en el campo, mejor resultado nos dará en el molino y consiguientemente en el producto final. Cultivo cuidado, protección frente a plagas y condiciones climatológicas favorables serán determinantes para obtener una aceituna sana.
Un segundo factor fundamental para obtener la máxima calidad en el aceite es la recolección. La aceituna debe recolectarse en el momento idóneo en su maduración, directamente del árbol (aceituna de vuelo) y con las técnicas que confieran el mínimo daño a la aceituna para evitar heridas que puedan provocar su oxidación y pérdida de calidad.
(¿sabes que mi aceite «Sueño de Luna», se llama así porque SOLO se recolectará en noches de luna llena?)

La molienda de la aceituna debe hacerse en el menor tiempo posible desde su recolección, para evitar que el fruto sufra daños y quede expuesta a temperaturas no idóneas que puedan llevar a su atrojamiento y debe ser procesada “en frío”, es decir, a temperatura inferior a 27º.

Cualquier anomalía, mala práctica o descuido en alguno de los procesos comentados marcará la diferencia entre un verdadero Aceite de Oliva perfecto “Virgen Extra” y un Aceite de Oliva Virgen.

Espero haberte aclarado algo sobre este mundo del aceite tan maravilloso….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.