Porqué no nos gustan las verduras

noquierecomer

Las verduras son algunos de los alimentos más sanos…., pero también los más difíciles de conseguir que a los niños ( y a los que no son tan niños) les gusten….

Por qué es esto?, porque las verduras no tienen tantos adeptos como la carne o pasta?….

Los seres humanos desarrollaron sus innatas preferencias gustativas cientos de miles de años atrás….

En tiempos prehistóricos, la gente estaba en peligro de morir de hambre, los alimentos demasiado dulces y ricos en grasa eran un hallazgo extremadamente raro….

Desarrollaron el instinto de rehuir a las abundantes verduras y anhelaban las raras delicias como la miel, las larvas con alto contenido de grasa, o la grasa de la médula ósea que los mantendría con vida durante las hambrunas….

Y aunque los niños todavía pueden aprender a comer verduras, será un gusto adquirido….

Son razones innatas en el ser humano, yo te digo el porqué y como contrarestarlo, vale?….

Las verduras son bajas en calorías

La mayoría de las verduras son muy bajas en caloría, por ejemplo, la coliflor tiene 25 Kcal y una taza de chocolates tiene 1,023 Kcal.

Y aunque todos los seres humanos tenemos un instinto de comer en exceso azúcar y alimentos ricos en grasa, los niños tienen un instinto especialmente fuerte para ello, porque niños están creciendo y tienen una mayor necesidad de calorías….

Las verduras son en el otro extremo del espectro, son muy bajas en calorías, y un niño prehistórico que solo come verduras no tendría suficientes calorías para sobrevivir y crecer….

Lo que puedes hacer:

Añade grasas vegetales; la mantequilla de frutos secos, aceite de oliva, queso y mantequilla son grasas que se pueden utilizar….

Puedes equilibrar los platos ricos en grasas con otros alimentos bajos en calorías, usa grasas saludables como las nueces y el aceite de oliva.

Las verduras son amargas

Los seres humanos tienen el instinto de evitar los alimentos amargos…. Nuestros receptores amargos evolucionaron para detectar los venenos en los alimentos, muchos de los cuales son alcaloides amargos….

A los niños les gustan los alimentos suaves, dulces y salados la primera vez que los prueban, los alimentos amargos son un gusto adquirido.

Lo que puedes hacer:

Hay que «adquirir» el sabor de las verduras, hay que comerlas a menudo.

Comiendo una vez al día una verdura lo mas variada posible en el transcurso de un año, recibirás mas  de 300 «lecciones» sobre el sabor de las verduras….

Las verduras tienen sabores fuertes

Imagina tomar un bocado de pan blanco, tiene un sabor muy suave, es casi difícil de discernir el sabor, excepto que es «almidonado», verdad?

Ahora imagina tomar un bocado de brócoli crudo. El brócoli tiene un sabor muy fuerte….

Los alimentos con sabores fuertes tienen más químicos en ellos. El cerebro  desconfía de estos productos químicos, ya que pueden ser tóxicos….

Por supuesto, sabes que las plantas y verduras que compramos no son venenosas, y muchas sustancias químicas vegetales son antioxidantes muy saludables y fitoquímicos beneficiosos….

Pero el cerebro, en esta tesitura, está todavía en la Edad de Piedra, cuando muchas plantas eran venenosas….

Lo que puedes hacer:

El cerebro tiene una técnica para probar los productos químicos tóxicos en los alimentos.

Come una pequeña cantidad y luego espera unos días para ver si es venenoso 😉

Si, al cabo de unos días, no te sientes mal,  puedes comer un poco más y ver si la porción más grande es venenosa 😉

Las verduras son fibrosas

Los alimentos procesados son fáciles de consumir, por lo que a la mayoría nos gusta de inmediato.

Crujientes, cremosas, tiernas, son todas texturas que son fáciles de comer….

Las verduras pueden casi todas ser fibrosas. El apio, por ejemplo, tiene cadenas que son difíciles de romper.

La coliflor cruda es muy dura, y masticarla la rompe en muchas pequeñas piezas duras….

Casi todos, y por completo los niños,  tienen un instinto para evitar las texturas que no son familiares y difíciles de comer, ya que estos alimentos pueden causar asfixia….

Lo que puedes hacer:

Cuantas más verduras consumas, más fácil te será masticarlas y tragarlas al saber ya como tener que comerlas….

Las verduras son blandas y viscosas

Algunas verduras, como los tomates y pepinos, tienen una textura viscosa blanda.

Los seres humanos tienen un instinto para evitar las texturas viscosas y blandas, porque los alimentos podridos tienen esta textura….

Lo que puedes hacer:

Aprende a ignorar las texturas viscosas y blandas, muchas verduras y más si son cocidas quedan con esta consistencia.

Come tomates, pepinos y otras verduras viscosas a menudo, pero asegúrate de prepararlas de forma sabrosa….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.