Prepara tus Gnocchi caseros

Imagino que conoces «ñoquis», ¿verdad? los habrás visto preparados en los supermercados. Son un tipo de «pasta italiana» que se hacen principalmente con patata y un poco de harina, yema de huevo y sal nada más.

Si Partes de la receta básica de patata, puedes agregar muchos ingredientes para darle tu toque como el queso ricota, queso azul, trufa, espinacas, calabaza, plátano, yuca, y un larguísimo etc….

Otra ventaja es que los puedes acompañar de la salsa que más te guste. La clásica salsa de tomate si te apetece, o las que puedes hacer con algún tipo de queso.

Como ya te he dicho, las encuentras hechas en muchos supermercados y la verdad es que no están mal, pero es como cuando has comido pasta fresca y después la pasta seca ya te parece un grado inferior, te lo aseguro. La que hagas tú estará a un nivel superior, ya lo verás!; además, es perfecta para hacer con niños. Los más peques de la casa se divertirán de lo lindo haciendo la masa para los ñoquis, y además los irás iniciando en el mundo de la cocina.

Ingredientes:

500 gr. de patatas mona lisa, especial para cocer
100 gr. de harina
1 yemas de huevo
5 gr de Sal fina y nuez moscada, recién rallada.

Preparación:

Lava bien las patatas, para quitarle la tierra o suciedad que puedan traer.
Las pones a cocer sin pelar, en agua hirviendo, durante 20-25 min., dependiendo de la dureza de las patatas y su tamaño. (importante, se cocinan con su piel para evitar que absorban agua durante la cocción)
Pasado el tiempo, pincha las patatas con un tenedor o similar para comprobar si están ya hechas.
Retira las patatas del cazo y las dejas reposar 15 min., para poder manipular las patatas sin quemarte. No debe estar fría, es importante que la carne de la patata esté templada, lo que te facilitará manejar la masa con facilidad.
Ahora, con la ayuda de un pasapuré o con un tenedor, machaca las patatas para convertirlas en un puré homogéneo, es importante que no queden grumos.


Enharina la tabla o la encimera donde vayas a trabajar con los ingredientes. También echate un poco de harina en las manos para que no se te pegue la masa de patata.
Con el puré, haz un volcán y en el hueco echa la sal, un poco de nuez moscada molida y la yemas
Ve mezclando con los dedos poco a poco, incorporando harina en cantidades pequeñas.
Dependiendo de la humedad de las patatas podrás necesitar más cantidad de harina para lograr la textura final.


Debes de conseguir una masa homogénea, sin grumos o partes duras, que sea flexible, blanda y no encuentres dificultades para amasarla. Tampoco se debe pegar a los dedos. Haz una pelota y deja reposar 10 min.
Separa un poco de masa y con la ayuda de las manos la extiende haciendo un cilindro, y corta en porciones (que serán los ñoquis) de mas menos 2 cm. de tamaño.

Repite el proceso con más porciones de masa, hasta terminarla por completo.
Los ñoquis puedes dejarlos lisos tal cual o darles su típica marca rayada, que puedes hacer algo con la ayuda de un tenedor.
Coge un ñoqui, presiona contra la parte de los dientes del tenedor y lo haces girar, quedando un hueco en su interior y unas estrías o rayas en su parte exterior.
Si te gustan más redondos, bastará con bolear cada ñoqui y luego darle la forma definitiva. Terminado todo el proceso vamos a darles el sencillo toque final.

Ahora, en una cazuela con agua hirviendo y sal (en las proporciones habituales para la pasta: 10 g. de sal por litro) ve echando ñoquis en cantidades pequeñas. Por ejemplo de 10 en 10, para que tengan espacio suficiente y no se peguen entre ellos.
En un primer momento se irán hacia el fondo de la cazuela. Pasado un rato, comprueba que se elevan y comienzan a flotar en la superficie.
Ese es el punto ideal de cocción.

Retira con una espumadera y repite con el resto de los ñoquis.

Y ya estarán listos para añadirles la salsa que más te guste!

Disfrútalos….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.