644 92 98 18

Con lo sencillo y fácil que se come con un tenedor, ¿sabías por qué comen los chinos con palillos?; y por qué se les da tan bien y a nosotros tan mal?
Llevan 4.000 años de ventaja, los orígenes de los palillos chinos se estiman desde hace menos de cuatro mil años, siendo su origen China.
Al igual que los occidentales tomaban los trozos de alimentos con las manos, los orientales, más sofisticados, utilizaron instrumentos para tal fin.

La falta de combustible hacía que se cortaran los alimentos en pedazos pequeños para ser cocinados más rápidamente y en recipientes de poca base.
Al hacer el corte de las carnes, los pescados y los vegetales tan pequeños era innecesario sentarse a la mesa con los cuchillos.
Los palillos chinos, llamados Kuai-zi, tienen una longitud media entre 23 y 25 cm. y son de hechura rectangular con la punta roma.
Hacer los palillos de bambú radica en que eran baratos, fáciles de trabajar y cortar, resistentes al calor y no tienen olor o sabor que cambie el de las comidas.

Porque siempre existieron clases sociales en todas las culturas, de los nobles que los utilizaban de jade, de oro, de plata, de coral o de marfil.
Los más preciados eran de plata, porque pensaban que los hechos con este material se volverían negros al entrar en contacto con los alimentos envenenados.
La plata no ennegrece con el arsénico ni con el cianuro, pero sí con el sulfuro de hidrógeno que contiene el huevo duro, la cebolla o el ajo cuando está algo pasado.

¿algo de comida más «tradicional» que puedes comer con palillos?, pincha aquí

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. Los artículos mencionados no han sido propuestos por las marcas ni por tiendas, siendo su introducción decisión mía.

Otras recetas de esta categoría que te encantarán