¿SE PUEDE HACER PAN CON LEVADURA QUÍMICA? PUES CLARO!

Post dedicado a la pregunta de Luna Torrejón, de cómo hacer un pan en casa, en estos días de estar confinados en zonas menos pobladas donde es mas inaccesible comprar los ingredientes mas básicos o la compra de pan diario.

Hacer pan en casa es una pasada, la sensación de hacer algo con tus propias manos es como en pocas recetas, pero esto es algo que se descubre sólo una vez perdido el miedo a hacer pan.

Ejemplos de pan en las redes e internet es casi infinito, pero y si nos falta uno de los ingredientes más indispensables, como la levadura fresca, normalmente dejamos la receta como imposible

Ni masa madre, ni levadura de panadería, ni harina de fuerza, ni nada parecido, con la harina que tengas en casa y la levadura de toda la vida se puede hacer esta receta de pan, más que digno y, sobre todo, más que apañado en los tiempos que corren.

No es un pan que dure días en buen estado, es para el día (no puede ser perfecto) pero eso te va dar completamente igual porque está tan bueno recién hecho que seguramente caerá enterito de una sentada.

Para desayunar, en formato tostada con mantequilla y mermelada, tomate rallado o un chorrito de aceite de oliva virgen extra «sueño de luna», para acompañar una tabla de quesos o embutidos, para mojar en guisos y estofados….

Ingredientes (para una hogaza de 25o gr)

250 g de harina de trigo de todo uso (si es integral o mezcla de ellas, mas original)
3 g de sal fina
5 g de levadura química, polvo de hornear o impulsor (tipo Royal)
160 g de leche entera (nos hará de fermento lácteo)

Preparación.

Precalienta primero el horno a 220º con ventilador, para que se reparta mejor el calor.
En un bol amplio mezcla la harina con el impulsor que tengas o levadura química y la sal.

Remueve bien para que todos los ingredientes queden integrados.
Haz un hueco en el centro, como si fuera un volcán y vierte la leche en su interior.
Incorpóralo, es decir, que se vaya mezclando poco a poco la harina con la harina, que si lo haces de golpe se forman trazas que luego son más difíciles de amasar
Usa las manos (bien limpias) y pasa la masa a una superficie de trabajo limpia, como la encimera; no es una masa pegajosa, así que no hace falta espolvorear la superficie con harina.
Amasa un poco con las manos y forma una bola.
Transfiere la masa a una bandeja de horno (con papel vegetal?) y aplasta con la palma de las manos para formar una masa de unos 3 cm de alto.
Practícale dos cortes en la superficie de la masa, formando una cruz. Con ello conseguirás que, una vez dentro del horno, el interior del pan se cueza mejor porque le llegará el calor de manera directa.
No obstante los cortes son opcionales, al igual que la harina con la que puedes espolvorear el pan antes de llevarlo al horno. Le da un aspecto rústico, pero no es necesario.

Para sacar nota, pon un recipiente que aguante el horneado con bien de agua, con un cuenco es suficiente, porque el horneado de tener algo de humedad, ese vapor es crucial para crear un alto porcentaje de humedad en el horno.
Esto hace que el pan aumente de volumen, que tenga una coloración y un brillo especial en la corteza de nuestro pan. Tapa el recipiente con papel de aluminio y lo metes en el horno frío.
Debes de terner ya el horno precalentado a 220º.
Introduce la bandeja en la parte media del horno a 220º C con calor arriba y abajo, y cuece el pan durante 35 minutos.
Transcurrido el tiempo de cocción, retira el pan de la bandeja del horno y lo dejas enfriar en una rejilla metálica antes de cortar y consumir.

Disfrútalo! ….

Un comentario Añadir valoración

  1. Carmen dice:

    Hola, buenas. Una duda; al comienzo dices que hay que precalentar el horno a 220º pero luego dices que el horno tiene que estar frío al meter la masa tapada con papel de aluminio. ¿Horno caliente o frío?
    Gracias, un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.