Tosta de tomate y clavo confitado a la sal de carbón

Una intensidad de sabor a tomate…

Ingredientes:

Tomate

Clavo de olor

Azúcar

Sal carbonizada

Preparación:

Pelar los tomates (podemos escaldarlos durante 1 minuto en agua hirviendo, así será muy fácil)

Cuidado de no estropearlos en este paso. De ello dependerá el posterior aspecto del confitado.

En un recipiente, se colocan los tomates uno al lado de otro, espolvorear con el azúcar e incorporamos los clavos.

Tapar y dejar que maceren durante toda la noche.

En una olla o sartén antiadherente, echar en ella los tomates con el azúcar y los clavos, y  poner a fuego lento durante aproximadamente 30 min.

No revolver con cuchara sino con golpes de olla. De lo contrario se romperían.

Quedarán con un rojo muy intenso y vistoso.

Una vez fríos, utilizarlos encima de tostas sobre foie, melva, carne a la brasa, pescado… mil usos.

Una vez emplatado, añadir la sal a última hora, justo antes de servir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.